AIDIMA. Furniture, wood and packaging technology institute
FP Innovations Forintek
The University of Melbourne

LOW CONSUMPTION

Home » ACTIVIDADES :: Low Consumption

 

Low Consumption es el peor de los escenarios al que se puede enfrentar la empresa de fabricación de muebles en 2016. Supone un empeoramiento radical de las tensiones y amenazas del entorno competitivo del fabricante en 2008. Se trata, por tanto, de un escenario de ruptura negativa, con alto impacto en el fabricante de los países avanzados.

Entre las características principales del escenario, destaca la deslocalización avanzada de gran parte de la industria del mueble desde los países avanzados hacia los emergentes, cuya competitividad en costes ha terminado por imponerse. Este fenómeno está impulsado por la elevada concentración de la distribución de mobiliario en grandes empresas multinacionales que presionan el mercado mundial hacia una bajada continua de costes y precios.

  

La importancia del precio se traslada a los consumidores, para los que el mueble no supone una prioridad ni una necesidad más allá de un amueblamiento básico, por lo que el consumo de muebles en los países avanzados está en claro retroceso. Consecuentemente, los procesos de compra y de uso del mobiliario son convencionales, no existiendo elementos dinamizadores para el mercado del mueble. La situación se acrecienta ante la falta de soluciones para los factores demográficos, principalmente un envejecimiento radical de las sociedades avanzadas y la incapacidad para renovar las sociedades con una inmigración cualificada y organizada. Adicionalmente, es destacable el abandono de las instituciones, sectoriales y públicas, hacia la industria del mueble, dada su incapacidad para cambiar la situación y devolver al fabricante a una senda de crecimiento.

En 2016, en este escenario, el mercado del mueble se caracteriza por un consumidor previsible y poco complejo. Sus decisiones de compra están basadas en el precio puesto que trata de optimizar su renta disponible. La coherencia de los productos en el hogar bajo un estilo de vida se pierde y se prioriza el coste del producto. Sólo las clases socioeconómicas más altas se permiten la coherencia de los productos bajo un estilo de vida, pero suponen un porcentaje residual de compradores.El consumo de muebles sigue la estructura siguiente por gama de precio en este escenario Low consumption: 10% de gama alta, 20% de gama media y 70% de gama baja. Las compras se efectúan en pareja en las tiendas de muebles tradicionales o directamente vía Internet para la obtención de un precio mejor.

La situación económica negativa frena el consumo de muebles. La presión del mercado provoca numerosos cierres y favorece la aparición de empresas de gran tamaño en los países con bajos costes de producción. Las pocas empresas que sobreviven en los países de altos costes de producción se caracterizan por procesos muy eficaces, con estructuras flexibles que permiten personalizar el producto importando muebles de países emergentes, con el fin de mantener su relación con los canales de distribución.


En resumen, el negocio del fabricante en el escenario Low Consumption está en manos de los grandes distribuidores internacionales, los cuales buscan sus proveedores en países emergentes. Ante esto, el tejido industrial del mueble en los países desarrollados tiende a disminuir. Sólo en el segmento reducido de alto precio el fabricante encuentra una alternativa basada en diferenciación, pero es demasiado tarde para que este mercado crezca.

 

© 2007 CEFFOR - Furniture Foresight CentreAviso Legal | Soporte TécnicoPowered by AdaptingIMPIVA GENERALITAT VALENCIANA. Conselleria d'Empresa, Universitat i Ciència UNIÓN EUROPEA. Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEVAMA: Federación Empresarial de la Madera y Mueble de la Comunidad Valenciana